Tiempos de aflicción, de pruebas y de calamidades nos acompañan en nuestro andar y estos últimos tiempos no son la excepción. Pero recordemos que en  momentos de crisis es cuando Dios se manifiesta. Cuando la