Que alaben al Señor por su gran amor y por las obras maravillosas que ha hecho a favor de ellos. Que ofrezcan sacrificios de agradecimiento  y canten con alegría por sus gloriosos actos”,  es la proclamación de un hombre agradecido en el Salmo 107:21-22 .

La GRATITUD es  una de las virtudes que usamos para reconocer las bendiciones recibidas tanto en lo interior como en lo exterior. Cuando expresas gratitud en tu vida por las cosas obtenidas, creas una fuerza entre Dios y tú, qué es el espíritu agradecido. Dios se regocija de proveerte esas cosas que tú deseas.

El agradecimiento es una palabra que sale de la boca del hombre y que une al cielo y la tierra. Cuando este es sincero, tiene la fuerza de despertar ese sentimiento íntimo entre tú y Dios, quien quiere cumplir todos los deseos de tu corazón.

¿Cómo puedes sentir gratitud en tu vida? Pues bien, como dijimos anteriormente,  es una virtud que puedes convertir en una forma de vida; puedes comenzar agradeciendo a Dios y a las personas que  hacen algo por ti, aún en las pequeñas cosas; así te sentirás satisfecho y rodeado de abundancia. La gratitud es la entrada a una vida llena de bendiciones. El  Apóstol Pablo en 1 Tesalonicenses 5:16-18 nos exhorta a que,  Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues ésta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús”.

!Vamos!,  Te animo que desde hoy empieces a practicar una actitud de agradecimiento. Toma cada nuevo día como un regalo divino y como una oportunidad de disfrutar lo que Dios te ha dado, (familia, casa, trabajo, salud, alimentos etc). Cuando  entiendes la vida como un regalo, reflejas una actitud de agradecimiento.U