Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado, ¡una nueva vida ha comenzado!2 Corintios 5:17.

Jesús nos enseña en Mateo 6:21, “Donde esté tu tesoro, allí estarán también los deseos de tu corazón.” Las personas desean cambiar, mejorar sus vidas, obtener la felicidad y vivir la vida con verdad y plenitud. Todo esto es posible por medio de Dios.  Sin embargo, el mismo hombre es el que impide alcanzar lograrlo, ya que posee un corazón inexperto y desea obtener las cosas fáciles.

Recuerda! Si tienes algunas cosas que deseas restaurar en tu corazón, Dios verá  este deseo y lo irá cambiando progresivamente. Él está dispuesto a darte una vida nueva si así lo deseas. Dios te dará las fuerzas para hacerlo y vencerás aquello que tanto te hace daño.   Hoy solo quiero decirte que no te detengas y que no dudes de que puedas vencer esas áreas de tu vida. Romanos 8:37 declara que tu victoria es absoluta por medio de Cristo quien te amó. Hubieron muchas personas que estaban en la misma posición  que tú, pero ellos decidieron en un día como hoy cambiar sus vidas tomando la decisión de abrir sus corazones a Cristo.

Es tiempo de empezar a ver tu vida con otros ojos.   Estás a punto de dar ese gran paso. No tengas miedo a ese cambio porque Jehová de los ejércitos estará contigo. En Éxodo 14:13 nos dice “No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros.”   La Biblia también nos dice que Jesús no juzga a nadie y lo podemos leer en Juan 8:11 cuando dijo: “yo tampoco te condeno, vete y no peques más”. Hoy te animo a  comenzar una nueva vida con Cristo.