ISRAEL. – Las oraciones de lluvia parecen haber sido contestadas cuando los cielos se abrieron sobre Israel esta semana, con la cantidad de lluvia necesaria para la región cercana al mar de Galilea, afectada por la sequía. Comenzando el martes y continuando continuamente durante dos días, las fuertes lluvias fueron acompañadas por la caída de las temperaturas.

La mayor parte de las lluvias cayeron en el norte, revitalizando el Mar de Galilea (Kinneret) la principal fuente de agua potable de Israel.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1513361941699-0’); });

El nivel del Kinneret el pasado miércoles (10) se registró en 214,24 metros, 22 centímetros (8,66 pulgadas) del registrado la semana pasada.

Israel es un país árido, con cerca del 70% de la lluvia media entre noviembre y marzo. Pero las lluvias de diciembre rompieron un récord de 30 años y la precipitación en el norte y centro de Israel está actualmente en el 60-80% de su precipitación anual. En los últimos dos días, 7,3 pulgadas de lluvia cayeron. El norte de Israel actualmente ha superado las lluvias normales para este período, con la mayoría de los lugares en el norte, registrando más del 150% de la precipitación media.

Israel sufrió cinco años seguidos de lluvias por debajo de la media, llevando los niveles de agua en el Kinneret a permanecer peligrosamente bajos. El verano pasado, la sequía en Israel fue la peor en 100 años, llevando a un brote de incendios forestales exacerbados por ataques aéreos incendiarios de Gaza, que quemaron muchos campos y reservas naturales en el sur de Israel.

Debido a la gran sequía, se realizaron cultos especiales de oración por todo el país. Además de la lluvia, el norte de Israel también fue bendecido con nieve. En el monte Hermón hubo nieve esta semana, con niveles de nieve de cinco pies en la cima y cuatro pies en las laderas más bajas. Se espera que las pistas de esquí del resort se abran este fin de semana tras la desaparición de las actuales tormentas de nieve.

“Las lluvias de hoy no apagan los últimos cinco años”, dijo el portavoz de la Water Authority, Uri Schor. “Esperamos que este año tenga la precipitación media, o mayor que la media, eso no agrava el problema de la sequía, pero tampoco repara lo que ya ha ocurrido”.

Le puede interesar: Chris Pratt hace el ayuno de Daniel y alienta a sus fans a “comprobarlo

Fuente

قالب وردپرس