Desterrar la basura para siempre y reducir el uso de todo tipo de plástico. Eso es lo que propone el fenómeno «Zero waste» (cero residuos), un estilo de vida que ya está instalado en Estados Unidos y en países europeos como Alemania para luchar contra la contaminación y el plástico de un solo uso que tantos residuos genera. En definitiva, surge por la necesidad de cambiar la forma de consumir de la población.

«Utilizamos infinitas bolsas de plástico, que ahora se cobran, pero eso a la gente le da igual. Pagan por ella y esta llega al mar, se desintegra, sirve de alimento para los peces, un producto que la sociedad ingerirá después. Estamos comiéndonos el plástico que nosotros mismos hemos generado y desec
hado», afirma María Arias, propietaria del primer supermercado a granel de Madrid (el segundo de nuestro país, ya que el primero se inauguró en Barcelona). De forma independiente, esta joven de 26 años quiso emprender con una idea clara: esta es mi forma de vida y quiero transmitirla.

Sin empaquetar, con recipientes de vidrio y papel. Así llega a España esta filosofía americana, donde todo se sirve al peso en el establecimiento, que introduce todo tipo de productos, desde especias, pasta y miel, hasta vino, vermut, detergente, gel, champú… «El objetivo es que los consumidores encuentren todo lo que buscan en un supermercado, pero, a su vez, se incorporan productos alternativos al plástico, como podrían ser los estropajos o los cepillos de dientes», continúa Arias.

Isabel Permuy
Lo cierto es que la compra a granel no es novedad, ya lo hacían nuestros abuelos, que son, precisamente, parte del público que recurre a estas tiendas. «Aunque no estén dentro de la corriente sin residuos, consumen productos sin empaquetar porque es a lo que estaban siempre acostumbrados, como una especie de tradición para ellos, lo que se ha hecho toda la vida», cuenta María Arias.

En este tipo de establecimiento, los precios se miden por kilo. «Muchas personas se asustan al ver los precios, pero la cantidad que se llevan de algunos productos es poca, por lo que el dinero a pagar también lo es». En el caso de la tienda madrileña, los alimentos son españoles, «incluso intento que sean de esta ciudad o de la zona», insiste esta joven.

Isabel Permuy
«Tenemos que cambiar la mentalidad, poco a poco, ya no solo con un pensamiento dirigido al ecologismo, sino para que nos demos cuenta que nuestras acciones, al consumir, tienen repercusiones, tanto personales como para el planeta», asegura Arias, quien afirma que el problema no reside en las personas que generan plástico, «sino en la forma de consumir».

Isabel Permuy
«Unpacked»
María Arias lleva más de un año trabajando en la idea de este establecimiento, tomando como patrones de referencia tiendas en Estados Unidos o Alemania. «Unpacked» (sin empaquetar) llega a Madrid para hacer ver que la vida «a granel» traerá beneficios, para todos, en un futuro.

La tienda —la segunda en España— se encuentra en la calle Narváez, 28.

Fuente

قالب وردپرس