Obispos de México y Colombia alentaron a los fieles a vivir con hermandad, entrega y emoción la Copa del Mundo Rusia 2018, y a sacar lecciones del trabajo en equipo de las diversas selecciones para la vida cotidiana.

En un video mensaje publicado este 14 de junio, en que comienza el torneo internacional, el Arzobispo Primado de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes, destacó que el fútbol en este país ayuda a la unidad “y además nos genera identidad”.

El cardenal mexicano alentó a los fieles a vivir “con emoción, con esa pasión propia de saber que es lo nuestro”.

El Arzobispo Primado de México animó además a que esta competencia inspire a los niños y jóvenes a ver el deporte como una “manera de desarrollar a la persona”, y que aprenda a trabajar en equipo “para poner en común sus habilidades”.

Por su parte, el Arzobispo de Monterrey (México), Mons. Rogelio Cabrera López, expresó su deseo de que en esta Copa del Mundo “encontremos ocasión para la convivencia y cercanía con familia y amigos”.

También en un video mensaje, el Arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia, Cardenal Rubén Salazar Gómez, destacó que “el fútbol es una pasión” que “mueve las masas, que mueve las multitudes, que mueve el mundo”.

“Por eso un mundial de fútbol es algo sumamente importante”, destacó.

El Cardenal Salazar Gómez animó a los fieles a vivir la Copa del Mundo “como una gran fiesta que nos hermana a todos”, y les pidió vivir la competencia “de una manera madura, sensata, sin fanatismos, sin reacciones violentas”.

“Todos debemos vivir en paz, como hermanos, y aceptar estas competencias, precisamente como una enseñanza permanente a trabajar juntos”.

El trabajo en equipo de una selección de fútbol, dijo, “es una imagen también de lo que debe ser nuestra existencia en la familia y en la sociedad”.

“Tenemos que aprender a trabajar juntos, en equipo, tratando que cada uno de nosotros ponga lo mejor de sí mismo al servicio de todos, para que seamos todos los que ganemos”, expresó.

Fuente

قالب وردپرس